Comenzamos esta entrada con un titular que nos llena de alegría: El 61% de los españoles destacan la importancia de la labor de las fundaciones.

La empresa SIGMADOS, Anáisis e Investigación SL, ha realizado un INFORME SOBRE LA PERCEPCIÓN ACERCA DE LAS CARACTERÍSTICAS, FINES Y MOTIVACIONES DE LAS FUNDACIONES EN ESPAÑA por encargo de la Asociación Españoa de Fundaciones y que se nos presentó el pasado día 23 tras la celebración de su Asamblea General. El dato con el que hemos empezado está extraido de este estudio.

Puedes acceder al informe completo haciendo click aquí.

Son los jóvenes, aquellos con edades comprendidas entre los 18 y los 29 años, los que tiene la imagen más positiva de las fundaciones:

  • Son aquellos con más facilidad para identificar fundaciones.
  • Cuentan con el porcentaje más alto de quienes responden que las ONG’s pueden ser asociaciones o fundaciones.
  • Son los que más de acuerdo están con que la labor de las fundaciones suponen beneficios para la sociedad.
  • Son aquellos que más confianza depositan en las fundaciones.
  • Son el grupo con el menor porcentaje de quienes piensan que hay falta de transparencia en la labor de las fundaciones.

Algunos datos que, en mi opinión, se pueden resaltar:

Dos de cada tres españoles dice saber de una fundación. Y aciertan cuando piensan que la financiación de las fundaciones en España proviene en un 44,6% de particulares y un 37,2% de empresas.

Y donde más aciertan: el 62% piensa que las fundaciones pueden actuar con más agilidad que el Estado en la atención de distintas situaciones. Añadiría yo que lo ven todos los días: cuánto hace el estado por los sirios? Quienes acudieron desde España y siguen allí?. Un porcentaje muy parecido piensa que la labor de las fundaciones contribuye al progreso.

Un 26,0% atina al afirmar que las ONG pueden ser tanto fundaciones como Asociaciones, es decir que es sólo un apellido de las fundaciones.

Y me encanta, aunque me parece poco, que un 27% de los encuestados piense que la administración pública debe contribuir a la expansión de la labor de las fundaciones, bien desarrollando políticas que las potencien (15,7%), incorporando medidas fiscales que contribuyan a su desarrollo (6,0%), o bien mediante la no injerencia en su trabajo (5,0%).

Añado que si la ley de 2002 de fundaciones explicaba en su exposición de motivos, por cierto defendido en el Congreso por el entonces Ministro Mariano Rajoy, que era un propósito concreto reducir la intervención previa en las fundaciones de las administraciones… A día de hoy no sólo no se cumple sino que estamos como en lás épocas de los Soviets de la URSS: aquí no se hace nada sin la arbitrariedad previa del protectorado de turno.

El 44,5% de la población sabe que aportando hasta 150 euros puede obtener una deducción del 75%, es decir que no entrega 30 euros sino que entrega 150. Y lo mejor: el 40,4% de la población colabora en la actualidad con alguna organización sin ánimo de lucro y un 2% medita hacerlo.

Cuánto más se podría hacer por los demás en este país si tuviéramos gobernantes que simplemente nos dejaran hacerlo.

Cada día trabajamos en el despacho con entidades de interés social que quieren sacar el máximo partido a su actividad, esfuerzo, tiempo y dinero, y nosotros favorecemos su eficiencia constituyendo su actividad en fundación. Ponte en contacto con nosotros si quieres que tu interés por ayudar a los demás consiga su máximo rendimiento.