Según la AEF, eran 15.612 las fundaciones a finales del mes de marzo. A éstas habría que añadir otras 600 que no tienen “adjudicado” protectorado. Es decir, algo más de 16.000 fundaciones pueblan nuestro tejido fundacional.

También es cierto que se calcula que la mitad son fundaciones inactivas, que no llegan a extinguirse y liquidarse entre otras causas por una actitud a veces kafkiana de los protectorados, situación que hemos descrito en artículos como éste anteriormente.

Se calcula que algo más de la mitad de las fundaciones -casi 8.000 a día de hoy- pueden estar inactivas y sin poder extinguirse.

Por volumen, podemos verlo de un vistazo en el siguiente cuadro:

Al asunto de la extinción de fundaciones, también le dedicamos uno de los capítulos de nuestro videoblog. Puedes verlo a continuación:

 

No es raro encontrarme en el despacho con fundaciones que, bien sea por cese de su actividad, por haber completado sus objetivo o, desgraciadamente, por no haberlo podido alcanzar, se quedan inactivas y no se extinguen. Esto genera problemas e inseguridad en sus responsables, que no saben cómo han de actuar cuando tienen una fundación inactiva.

Por esto ayudamos a superar las trabas que supone la extinción de una fundación y contribuimos a dar cierre a historias que han terminado bien o al menos han contribuido a ayudar a los demás. Si estás en esta situación y no sabes qué hacer, llámame y te daré respuesta. Podemos hablar en el mail Info@abogadodefundaciones.com o en el teléfono 660 392 192.