La nueva fundación creada por el alpinista aragonés Carlos Pauner arranca un nuevo proyecto: 15.000 euros para Hushe, a través del cual se mejorarán en este valle de Pakistán las condiciones de la educación de niños y jóvenes. Asimismo, durante las tres semanas que durará la estancia, Pauner pretende escalar una de las impresionantes agujas de granito de más de 5.000 metros de altura del glaciar de Charkusa, todavía sin ascender y sin bautizar.

Carlos Pauner inició recientemente una nueva aventura: crear una fundación que lleve su nombre y a través de la cual pudiese devolver a la sociedad lo que ésta le ha dado en sus incontables expediciones. Con este objetivo en mente, el alpinista arranca este mes de julio una acción humanitaria en Pakistán a través de la cual va a ayudar a los niños y jóvenes del pueblo de Haldi, mejorando sus condiciones de escolarización con material educativo, mejora de su centro y de sus comunicaciones.

foto c pauner

El motivo por el cual Pauner ha elegido esta localidad el valle pakistaní de Hushe tiene nombre y cara: se trata de su fiel cocinero Ghoulam, quien le ha acompañado en las numerosas expediciones a los gigantes de Pakistán. Cuando Ghoulam les mostró su pueblo, Haldi, el alpinista detectó las necesidades de este lugar. “Ghoulam siempre nos ha apoyado incondicionalmente, entregándonos lo poco que posee y velando por nuestro bienestar en todo momento. Creemos que ha llegado el momento de devolver toda esa generosidad e intentar contribuir al avance y desarrollo de su pequeña población”, ha declarado Pauner.

Así, se llevarán hasta esta remota zona material escolar, ropa y dinero para la compra de materiales y mano de obra para la mejora de las condiciones de la escuela.

Además, el alpinista acompañará esta pequeña gran acción humanitaria con un ambicioso objetivo alpinístico: en el valle de Hushe, situado en el noroeste de Pakistán, se encuentra el glaciar de Charkusa, donde Pauner pretende escalar una de sus impresionantes agujas de granito, de más de 5.000 metros de altura, todavía sin ascender y sin bautizar. “Esta expedición nos va a permitir obtener visibilidad mediática y poder poner al servicio del pueblo de Haldi una importante acción humanitaria. Serán tres semanas de actividad y 5.000 metros que ascender con un claro objetivo: 15.000 euros para Hushe”, ha concluido Pauner.

 

carlospauner

Su logo, creado por Juan Iranzo: …se basa en enseñar al mundo su mano, una mano que ayuda y muestra la dureza de su camino (perdió varios dedos, estando a punto de morir en una expedición en la que se le dio por muerto). La mano interactuará en diferentes aplicaciones, acompañada de un triángulo (símbolo de las cimas a coronar) y un círculo (el sol que ha quemado su rostro).