Cada vez nos encontramos en el despacho más situaciones en las que iniciativas y empresas quieren situar la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) entre sus prioridades corporativas. Saben que su finalidad no solamente ganar dinero sino que tienen una misión social: deben contribuir a un mundo mejor.

Esta es la línea de actuación de cada vez más grandes organizaciones en todo el mundo, y así lo recoge Carmen Sánchez-Silva en su artículo publicado en el diario el País el 28 de noviembre. Enumera varios ejemplos de empresas que han contribuido a la mejora de la calidad de vida de sus trabajadores, de su entorno y su comunidad.

En palabras de Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, recogidas en el artículo de Carmen: “La última década ha sido decisiva para el desarrollo del compromiso social de las empresas. Hoy se ha convertido en parte consustancial de la estrategia. De hecho, estoy convencido de que el éxito sostenido en el tiempo de una organización está estrechamente ligado a su vocación social”.

Fundaciones corporativas: Hacer algo por los demás desde las empresas, siempre es rentable.

Pese a la crisis, las actividades relacionadas con la RSC no han sufrido grandes mermas, y poco a poco su actividad va creciendo. Son varios los factores que contribuyen a ello, y parece que el fundamental es la exigencia de inversores y accionistas de que las empresas contribuyan de un modo definitivo en el desarrollo y bienestar de sus empleados, comunidades y entorno. A esto se unen las bonificaciones fiscales que las empresas obtienen por la realización de actividades enmarcadas dentro de sus planes de RSC.

Muchas de estas empresas optan por la constitución de fundaciones para llevar a cabo su labor de interés general. Así, encontramos fundaciones asociadas a sectores estratégicos como la sanidad y la educación, pero también a grandes bancos y empresas que canalizan sus esfuerzos a través de esta figura jurídica para llegar a más gente, resolver más problemas, preservar su territorio y su cultura y hacer de su entorno un lugar mejor.

Desde nuestro despacho puedes asesorarte sobre el proceso a llevar a cabo para constituir una fundación. Si eres una mediana empresa colabora con nosotros para sacar el máximo partido a tu contribución a la RSC y conviértela en la herramienta más eficiente para ayudar a los demás. Llámanos al  660 392 192 o escríbenos al correo info@abogadodefundaciones.com y te ayudamos.

Puedes leer el artículo de Carmen Sánchez-Silva completo haciendo click aquí.